Hazlo tuyo. tu estilo.

Serigrafía, bordado o DTG, no pongas límite a tu creatividad.

La serigrafía es una técnica de impresión empleada para la reproducción de documentos o imágenes sobre cualquier material, en este caso textil. Consiste en transferir tinta a través de una malla tensada en un marco, el paso de dicha tinta se bloquea en las áreas donde no habrá imagen mediante una emulsión o barniz creada con una máquina de insolación, dejando libre la zona donde pasará la tinta. El sistema de impresión es repetitivo, esto es, que una vez que el primer modelo se ha logrado, la impresión puede ser repetida cientos y hasta miles de veces sin perder definición alguna. Pedidos mínimos recomendados 30 unidades.
El proceso de bordado comienza con la digitalización del diseño, y esta permitirá que el software de bordado indique a la máquina por donde debe bordar la prenda y el picaje exacto. Al Contrario a lo que la mayoría de la gente piensa no se puede bordar un diseño a partir de un archivo digital en formato de mapa de bits (png, jpg, tif, etc) o vectorial (eps, ai, etc). El diseño hay que convertirlo a un archivo digital especial para bordado. Este archivo indica la información del tipo de puntadas, color del hilo, puntos de perforación y cantidad que va a necesitar la máquina para realizar el bordado. Esta información es muy importante para saber los costes de producción ya que dependiendo de la complejidad del diseño los costes variarán. Este proceso de digitalización se realiza una sola vez por lo que se reducen los costes para posteriores trabajos. Durante este proceso hay que tener en cuenta que los detalles muy finos o muy pequeños apenas se apreciarán en el bordado final. El proceso de producción se realiza manualmente. Antes de que comience la máquina a bordar se deben cargar los rollos de hilo de cada color en su cabezal correspondiente. Un operador debe programar la máquina correctamente configurando los parámetros como velocidad de bordado, secuencia de color, etc. Las prendas deben ser colocadas individualmente en un bastidor para que estén listas para el proceso de bordado. Por último y una vez finalizado el proceso de bordado se deben eliminar los puntos de sutura extraños que se han acumulado durante el proceso de bordado. El tipo de material influye mucho en las puntadas que debe realizar la máquina. Una camiseta por ejemplo tiene diferentes puntadas de las de un pantalón vaquero dado que el tejido no es tan pesado. Materiales como poliéster, lana, forros polares, algodón tienen una configuración diferente de puntada.
La principal ventaja de la impresión digital es que, a diferencia de la serigrafía, no hay limite de colores. Permite estampar camisetas con fotografías, degradados y sombras con una calidad increíble y con un resultado aún menos perceptible al tacto que la serigrafía clásica. Por el momento, además no es posible estampar sobre gorras, chubasqueros, materiales difíciles en general, ni mangas de camisetas.